Llagas en la boca: qué son y cómo curarlas -
853
post-template-default,single,single-post,postid-853,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
llagas en la boca

Llagas en la boca: qué son y cómo curarlas

Es bastante probable que alguna vez hayas experimentado las molestias que generan las llagas en la boca. Estas lesiones son muy comunes y recurrentes a lo largo de nuestras vidas.


Pueden localizarse en la lengua, en las encías, en la parte interior de labios y las mejillas o en el paladar. Cuando aparecen, acciones como comer, tragar o incluso hablar pueden llegar a ser una tortura interminable.

Existen muchísimas dudas sobre este tema. En este artículo intentamos aclarar las principales.

¿Qué son las llagas en la boca?

Un afta o llaga bucal es una ulceración espontánea y recurrente en la mucosa oral.

Existen múltiples factores que se consideran desencadenantes de las aftas bucales, como pueden ser dejar de fumar, los cambios hormonales característicos del período menstrual, deficiencias de vitaminas B y C, alimentos ácidos, conservantes, alergias alimenticias, autoinmunidad, y predisposición genética. En este último caso, suelen manifestarse en edades tempranas y en formas más intensas.

Además, las personas con prótesis, brackets y bruxistas también padecen traumas oclusales que les generan con cierta frecuencia úlceras en localizaciones únicas.

Los brackets pueden provocar llagas en la boca

Las aftas son más comunes en la población femenina  en edades comprendidas de los 20 a los 30 años.

Diferencias entre las llagas bucales y las ulceraciones por hongos

Es muy habitual que las llagas o aftas se confundan con las lesiones que provocan el herpes simple o la candidiasis. No es para menos. Su manifestación clínica es bastante similar.

La forma de diferenciar un afta de una ulceración originada por hongos como la candida albicans es la presencia de fiebre, debilidad, malestar e inflamación de los ganglios.

Las infecciones por herpes suelen provocar lesiones en la parte externa de los labios y en la nariz.

La duración de la lesión aftosa  normalmente es de 7 a 15 días y suele localizarse en la mucosa oral.

Remedios para curar las aftas bucales

El tratamiento de las aftas es más paliativo que curativo, ya que su origen es multifactorial.

En el mercado existen múltiples fórmulas comerciales que ayudan a sobrellevar las molestias que provocan las lesiones aftosas. Algunas llevan componentes antisépticos, otras cumplen con una función analgésica.  

Estos tratamientos están formulados con Clorhexidina al 0,12%, cloruro de Cetilpiridinio y ácido hialurónico. Su modo de empleo consiste en hacer enjuagues 3 veces al día con 15ml (una cucharada sopera) del colutorio puro o diluido en agua. 

Se recomienda usar el colutorio sin diluir y no ingerir nada sino hasta 40 minutos después de realizar el enjuague.

Si la lesión tarda más de 15 días en remitir o su manifestación es muy agresiva es recomendable que acudas a tu médico para que valore un tratamiento más efectivo.

No Comments

Post A Comment

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar